Nuestra historia

Visto: 1596

Nuestra historia...

El Centro Juvenil "La Balsa" nació oficialmente como asociación cultural en 1991, pero ya había recorrido un largo camino antes. La obra salesiana de Estrecho siempre ha buscado cumplir el deso de Don Bosco de ser casa que acoge, escuela que educa y patio que juega, y no se descuidaba el tiempo libre. El Centro Juvenil tiene (que recordemos) al menos 25 añitos

En 1991, un grupo de animadores, auténticas viejas glorias de "La Balsa", firmaron los estatutos legales y daban inicio al Centro que conocemos hoy. Bajo la atenta mirada de José Luis Riesco, empezaron a realizar todo tipo de actividades.

¿De dónde viene nuestro nombre? En una convivencia de 1991 se empleó la "dinámica de la balsa", que marcó mucho a aquellas viejas glorias.

La lista de salesianos responsables de "La Balsa" empieza a ser larga. Gente como José María Méndez, Juanjo Ochoa, José Luis Riesco, Ernesto Rodríguez, Jesús Rojano y desde hace varios años Lauro Martín han estado ahí, acompañando a chavales y animadores, y responsabilizándose de todo. Junto a ellos, un numeroso equipo de animadores voluntarios organizados por los coordinadores, que desde 1998 se reúnen periódicamente para analizar la realidad del Centro y trabajar.
Con poca diferencia de tiempo, veía la luz el Chiquicentro, la cantera de nuevos valores. Inicialmente se constituyó como asociación diferenciada, pero en 2004 se fusionaron Centro y Chiqui en una sola.

Como dice Lauro, "el Centro son las personas", y por "La Balsa" han pasado ya miles de personas, que se dice pronto. Gente que ha participado en actividades muy variadas:
- Musicales, las grandes estrellas. Hemos representado ", "Gospel", "El diluvio que viene", "Musical Don Bosco", "Namaskar, la ciudad de la alegría" , Grese, Sueños, Madre Mia (adaptación de Mamma Mia), Vampiros y nuestro último éxito: "Quiero estar junto a ti" que no es otro que la adaptación de Hoy no me puedo levantar.

- Pases de modelos, en los que demostramos que no tenemos nada que envidiar a Claudia Schiffer, excepto el dinero, claro.
- Pasajes del terror, una demostración de ingenio para asustar a los desprevenidos visitantes.
- Espectáculos. Los Cafés-Teatros, Serendipity, Moulin-Café, SuperShow... Teatro, baile, música, todos juntos para disfrutar.
- Grupos de música, abiertos a cualquier estilo, y sobre todo el rock and roll. Se guardan en la memoria algunos memorables conciertos de Don Bosco o María Auxiliadora, como el del 24 de mayo de 2004, cuando el teatro se inundó por completo y la fiesta se convirtió en una prueba de "La selva de los famosos". De hecho, La Hipocresía del Bicho Bola acaba de grabar un disco en Valencia...
- Viajes. Aprovechamos cualquier excusa para ver mundo: ordenaciones, puentes, porque nos da la gana. Hemos visitado Villena y Alicante, Lisboa (varias veces), Salamanca, Granada, Burgos, Bilbao, Santander, Pamplona... el año que viene ... ¿qué será?
- Proyecto CACE. No es sólo apoyo escolar para chavales que vayan mal en los estudios, sino que pretendemos, gracias a la ayuda de la Federación de CCJJ Valdoco, realizar un seguimiento integral de esos chavales en situación de riesgo escolar para prevenir problemas escolares y sociales.
- Encuentros. Como parte de la familia salesiana, participamos en las actividades de la Inspectoría de Madrid. Encuentros, Pascuas, cursos, solemos estar siempre.
- Fiestas. Las ha habido de todos los tipos. Las más importantes han sido las celebraciones de Nochevieja, pero nunca nos quedamos quietos y siempre buscamos innovar: Carnavales, Todos los Santos-Halloween, fiestas de inicio y fin de curso, Don Bosco, María Auxiliadora... Por influencia vasca, también hacemos "gaupasas", fiestas en las que tenemos actividades toda la noche hasta el amanecer.
- Campamentos. La madre de todas las actividades. Son el momento de llevar a la práctica lo que vamos hablando durante todo el año: esfuerzo, superación, compañerismo, naturaleza... En La Adrada, Plan, Hecho, Parzán, Valdeón, Sarvisé o Fragén, siempre ha habido momentos especiales.

Pero la actividad más importante del CJ "La Balsa" son los grupos. Grupos de maduración personal, de compartir nuestra vida con los demás, de crecer en nuestra fe.
En principio, se ofrecía un año de Iniciación, dos años de Confirmación y después Post-Confirmación. En 1992 se creó un tercer año de Confirmación, con lo cual el sacramento pasó a ofrecerse a los 19 años (el primer año de universidad). En 1998 ampliamos un año hacia abajo la oferta y la redistribuimos. Ahora mismo cualquier chaval de 14 años puede apuntarse al sector de Adolescentes, que dura dos años. Luego se ofrecen tres años de Jóvenes (grupos de fe y de preparación para la Confirmación) y hasta cinco años de Catecumenado. En 2003 apareció, para los mayores del Chiquicentro, el nivel de Preadolescentes, para chavales de 12 y 13 años (1º y 2º de ESO).
Ofrecemos la posibilidad de celebrar la Confirmación pero no nos quedamos sólo aquí, pese a lo importante que es. Siempre hemos querido formar "buenos cristianos y honrados ciudadanos" y tanto las actividades como los grupos van en esta dirección.

Seguimos el camino que Don Bosco inició en Turín hace más de 100 años porque sentimos que, de verdad, merece la pena.

Login Form

Recuerda, si tardas mucho en volver a entrar en la web el usuario puede ser borrado. Un saludo y a disfrutar de la web